El artista de Julio: Muse

Muse – Drones (2015)

Drones  es el séptimo álbum de estudio de esta banda inglesa de rock. En él han querido volver a los sonidos más puros y simples de sus primeros discos, con menos sintetizadores, aunque manteniendo la complejidad que los caracteriza y que los hace tan peculiares. Si en algo pueden estar de acuerdo amantes y detractores es que no es un grupo más de rock, sino que impregnan en lo que hacen una personalidad que los diferencia y los caracteriza.

Con este trabajo nos hablan sobre la deshumanización de las tácticas militares actuales. Bellamy describe Drones como “una metáfora moderna de lo que es perder la empatía  gracias a la tecnología actual...”. Continúa diciendo que “… en concreto, es realmente posible hacer cosas bastante horribles por control remoto, a una gran distancia, sin llegar a sentir ninguna de las consecuencias, o incluso sin sentirse responsable de alguna manera. Este álbum explora el viaje de un ser  humano, desde su abandono y la pérdida de toda esperanza, pasando por su adoctrinamiento por parte del sistema para ser un dron, hasta su eventual deserción de sus opresores”.

Han recibido críticas de todos tipos, como suele ocurrir con todo. Y es que estos chicos no titubean a la hora de denunciar temas realmente peliagudos que pocos se atreven a airear. Sus letras son realmente profundas y nos hacen pensar sobre el mundo en el que vivimos, plantearnos cuál es nuestra realidad y preguntarnos quién la gobierna. Una vez metidos en contexto, vamos a desgranar este trabajo para tener una idea más concreta.El disco abre con el single “Dead Inside”, que según Matt, es donde comienza la historia, donde el protagonista pierde la esperanza y se vuelve “muerto por dentro”, en otras palabras, vulnerable a las fuerzas oscuras que emana el tema “Psycho”. Este primer tema está muy influenciado por artistas de los 80 como Depeche Mode y Prince, con el falsete como elemento vocal principal durante la primera mitad del tema. “Drill Sergeant” apenas dura unos segundos y es la intro de “Psycho”. La idea original de Matt y Dom fue la de usar un discurso de La chaqueta metálica de Stanley Kubrick’s pero no obtuvieron el permiso necesario así que hicieron su propia versión y la grabaron con la ayuda de actores. En Psycho” el riff principal recuerda a algún tema de The Doors’s, basado en bajos distorsionados, guitarras difusas y un sonido de batería muy potente donde se distorsiona incluso la voz en algunas partes del estribillo. En Mercy” las melodías son más positivas que lo precedente, puesto que el protagonista comienza a tener alguna consciencia de estar siendo utilizado y abusado y nota que algo malo le está sucediendo. “Reapers” trata sobre el hecho de no tener nada de empatía. Aquí aparecen una gran cantidad de falsetes y solos de guitarra. Existen modelos de drones que llevan por nombre “MQ-9 Reaper”, de los cuales parecen tomar la idea para el título, mostrando fotos de estos artefactos en su cuenta de instagram. Esta canción muestra alguna influencia de Rage Against the Machine, siendo quizás una de las canciones más progresivas de Muse.

Un tema que no debemos pasar por alto es “The handler” donde hay momentos en que no podemos negar la esencia de Muse. Según Matt , “The Handler” son esos agentes que intentan controlar a la gente. Es un tema muy oscuro, donde el héroe se da cuenta de que no quiere ser controlado y comienza a rebelarse. Cede el paso a JFK” que dura apenas un minuto y es la intro de “Defector”, desde donde comienzan los temas más positivos. En concreto en este último respiramos un aire muy Queen en algunos momentos.

De pronto, resuena “Revolt”, un corte muy pop y demasiado comercial para ser de Muse, hasta el punto de que parece incluso que hemos cambiado de grupo. Trata de inspirar y animar a la gente a creer en sí mismas. En este tema, al igual que en el anterior, el protagonista toma de nuevo el control de su vida y lucha contra las fuerzas oscuras que intentan controlarlo. En Aftermath” comenzamos a oír sobre el amor. Surge con el sonido del viento, al que se unen violines, sintetizadores y una voz muy directa y cálida que dan forma a esta balada donde el protagonista recupera su confianza en la humanidad. Hay quien la compara con “One” de U2 y lo cierto es que puede recordárnoslo un poco. The “Globalist” es un tema de 10 minutos que contiene música basada en  “Nimrod” de Enigma Variations y compuesta por Edward Elgar. Por último tenemos Drones”, basado en el benedictus de la misa del papa Marcelli (compuesta por Giovanni Pierluigi da Palestrina). Una obra coral que pone punto y final a esta historia al más puro estilo de “Un mundo feliz” de Aldous Huxley.

Después de los éxitos que los avalan, hacer otro disco a la altura cada vez que sacan uno nuevo debe ser todo un reto. Vivimos un momento de crisis varias y necesitamos más grupos que hagan llegar a todo el público posible este tipo de ideas y planteamientos, aunque sólo sea para plantar la semillita del escepticismo frente a la información que nos abruma y empuja hacia donde unos pocos quieren llevarnos. Si a esto le sumamos una gran calidad musical, obtenemos Drones, un disco muy “Orwelliano”, perfecto para ser la B.S.O. de un posible remake de 1984.

    DEJANOS TU COMENTARIO

    Loading Facebook Comments ...

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    Loading Disqus Comments ...