DV+ Live Ronda: música, vino y naturaleza para la escapada perfecta

DV CARTEL HORIZONT

Cierra los ojos. En serio, cierra los ojos, será sólo un segundo. Este es el plan. Comienza el verano. Se advierte olor de nísperos y membrillos mientras la brisa dibuja un horizonte de vid y montaña. El rumor de un arroyo arrastra murmullos de agua y el vino recién servido de la copa que sostienes en la mano se balancea, dejando una lágrima de tonalidades castañas y bermejas. La luna vigila un cielo apuñalado de estrellas cuando la música comienza a sonar al abrigo de muros centenarios, abriendo la veda de una noche eterna.

Déjanos darte otra pista. Estás en DV+ Live. El mini festival que desde hace cinco años se encarama a la mismísima cornisa del Tajo de Ronda (Málaga) para ofrecer a su selecto público el maridaje perfecto de caldos y sonidos. Y has acertado con la elección. Porque la Bodega Descalzos Viejos, lugar en el que se desarrolla la acción, es la morada de DV+, un tinto criado en un antiguo convento Trinitario del siglo XVI que además pone nombre al evento. De él harás buen uso mientras la música de O Sister!, La Big Rabia y Lansbury llena un ambiente íntimo e irrepetible. Y todo, el próximo sábado 10 de junio.

Apadrinado por Pájaro, DV+ Live ha contado en sus anteriores ediciones con pesos pesados de la talla de Furia Trinidad, The Milkyway Express, El Twanguero o Hi Corea!. Manteniendo esa impronta tan personal y escogida en lo que a programación se refiere, el sello Happy Place y la Bodega Descalzos Viejos han renovado sus votos por sexto año consecutivo para poner en marcha esta iniciativa única, alejada de carteles clónicos y escenarios en páramos perdidos.

De los tres nombres que figuran en el cartel, nos detendremos primero en O Sister! o, lo que es lo mismo, los reyes del swing. El sexteto sevillano es una lograda recreación de la edad de oro que el jazz vocal vivió en la música popular norteamericana de los años 20 y 30, embarcados en una suerte de investigación arqueológica musical. Así, además de composiciones propias, rescatan canciones que suenan hoy, al menos, tan bien como debieron hacerlo en su momento. Ahondando en un género poco visitado, reinterpretándolo con mimbres actuales y cargados de humor, uno nunca olvida la primera vez que los vio. Y tampoco pierde la oportunidad de volverlos a ver.

Desde Chile, La Big Rabia ofrece una propuesta deliciosa y descarnada que lleva impreso un mensaje, según sus propias palabras, de “protesta política, decepción, amores fallidos y traicioneros”. El dúo formado por Iván Molina y Sebastián Orellana (o Vaniv y Puñete) le da al blues, al rock and roll y a los boleros de autor con un carisma que engancha sin remisión. Con seis años de tonadas a las espaldas, van ya por su tercer álbum, de título homónimo y producido por Pedro de Dios (Guadalupe Plata).

La tercera de las apuestas del festival la protagonizan Lansbury, un trío de folk cotidiano con un toque punk, letras preclaras y nada que perder. Ukelele, guitarra y batería dan soporte a las historias precarias y existenciales que recrea a dos voces este trío femenino de origen catalán que se conoció mientras estudiaban diseño gráfico. ‘Algo de violencia’ es su primer disco, producido mediante autoedición, y con el que Berta, Lucía y Ariadna empiezan a destacar en la escena independiente.

Junto a semejantes bandas, completan el cartel, amenizan la espera y alargan la fiesta dos sesiones de DJ a cargo de Popout!Enfrente Arte, un hotel-galería de la localidad que cumple 20 años de vida. Ya puedes abrir los ojos. Las entradas anticipadas están disponibles en Ticketea al precio de 25€. La Sierra de Ronda, sus manjares, el vino, la música y el verano te esperan el próximo sábado. Despierta y huele el café. Estas cosas sólo pasan una vez.

DEJANOS TU COMENTARIO

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading Disqus Comments ...