Aurora García Sextet en el Café Central de Madrid

Lo primero que he de decir es que con esta mujer me cuesta ser objetivo por varios motivos, entre ellos el gran talento del que dispone, una voz con un registro, expresividad y fuerza apabullante además de toda la presencia con la que envuelve el escenario cada vez que se sube a él.  Aunque siendo crítico el resultado sería el mismo.

Es capaz de pasar por diferentes estilos como  el soul , el funky, el ska (grata y gran sorpresa esta) o el  jazz y gospel, como es el caso, sin que aparentemente le suponga ningún esfuerzo. Uno ya sabe de ante mano que, cuando va a ver cualquier espectáculo en el que esté implicada Aurora,  va a disfrutar de unos minutos cargados de buena música, buen hacer y mucho «soul»(que dicen los ingleses).

En esta ocasión la pintan parda,  perdón de la expresión, cuando además hablamos de un sexteto con gente que está de sobra a la altura. Acompañada nada menos que de Martin García , David Carrasco, David  Schulthess, Francisco Loque y Noah Saye, el concierto comienza con un Café Central abarrotado y expectante. La introducción a cargo d ela banda deja claro lo que esta noche nos espera: una apuesta por el jazz elegante y soberbio dispuesto a deleitar nuestros humildes oídos.

Realiza su entrada con una gran sonrisa, un rojo apabullante  y una copa de vino, dándole un toque más clásico a la actuación si cabe. Un primer tema vocal nos deja noqueados desde el momento que comienza a cantar. Continua con “What could i do” del maestro Ray Charles, haciéndolo propio y respetando su esencia; llenarlo de sentimiento cálido y desgarrador.  Ahora nada menos que con “That old devil called love” nos trae a la mismísima Billie Holiday a Madrid, les puedo asegurar señores q si cerrase los ojos juraría que esta diva del jazz sigue viva y no andaría muy lejos.

Con “Fine & Mellow “continua el tributo a una de las grandes. Esta chica de tez blanca madrileña posee  una voz más propia de las grandes del género, pulida a base de trabajo y sentimiento.

“Up above my head” rompe la melancolía empañada de los dos anteriores temas, sin perder un ápice de sentimiento, nos brinda el toque swing de la noche donde el saxo alto o Martin García brilla con luz propia.

Llega la ocasión  para el  momento más íntimo de la noche, donde solo la voz de Aurora se encuentra con la elegancia del  piano tocado por David Shulthess. Estos dos amigos, como se introducen a sí mismos de una forma cariñosa, dan pie a «What a friend we have in Jesus» un góspel clásico, propio de un  barrio como Harlem, que es traído a esta ciudad de una forma brillante, demostrándonos que muchas veces menos es más.

Miradas cómplices para bordar un tema normalmente cantado en amplios auditorios y que esta noche es interpretado por sólo dos maestros. Simplemente, porque muchas veces no hace falta más cuando hay talento de sobra, y amor por lo que se hace.

Antes de comenzar el descanso la banda vuelve a subir para deleitarnos con un tema soul, donde ya sabemos que Aurora  se mueve como pez en el agua, de la mismísima Aretha Franklin.

Tras un pequeño receso retomamos con un tema donde destaca el virtuosismo producido por el dueto entre los saxos, incluyen una invitación a Alejandro Serrano a la trompeta para hacernos vibrar con “Keep your hands on the ploud”, tema que les va como anillo al dedo y que versionan a un ritmo frenético marca de la casa.

“Black coffe”, una de mis debilidades junto con el primer tema de Billie Holliday, nos trae a esta la memoria aunque, realmente, fuese de la gran Peggy Lee. Cuando “Nobody like you” resuena en nuestros oídos nos damos cuenta que muchas intentan homenajear a la diva del Soul y, sin embargo, muy pocas lo consiguen. Está claro que Aurora es del segundo grupo.   Continuamos este cartel de joyas musicales con Nina Simone, que no podía faltar esta noche.

Para terminar un imponente y apasionado “Wont be long” que consigue ponernos en pie para aplaudir la maravilla que hemos tenido el gran placer de disfrutar durante un par de horas.

Esta noche Aurora ha sido todas las grandes a las que ha querido homenajear, brindándonos la esencia de cada una de ellas y mezclandolo con su sello propio. Acompañada de  virtuosos que han estado a la altura de las circunstancias.

Señores, Amy Winehouse se fue pero en Madrid tenemos a una grande de la que confiamos nos brinde joyas a la altura de la ya fallecida.

DEJANOS TU COMENTARIO

Loading Facebook Comments ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading Disqus Comments ...