Crítica: ‘Cristal’ ‘’Cuando el cine de superhéroes se rompe ante el cine de superhéroes’’

Existen historias que, se cuenten como se cuenten, tienen ese je ne sais quoi que atrapa la atención y la imaginación. Otras, sí sabemos el porqué del gancho de dichas historias. Y después, están las historias de Manoj Nelliyattu Shyamalan. El director y productor vuelve a demostrar que hay cosas que sólo él sabe hacer, es sencillamente un maestro en esto de narrar. Solo él fue capaz de adelantarse al boom de los superhéroes que vivimos actualmente con ‘El protegido’ (2000) y mezclar dicha historia con otra muy diferente, como es ‘Múltiple’ (2016) y hacerlo sin fisuras. Y, encima, cohesionar a la perfección ambas historias en una sola y trascendente de forma tan sublime. Frente a un cine que llama a la espectacularidad y además lo hace a base de músculos, belleza y efectos especiales, que caracteriza al género, Shyamalan ofrece ‘Cristal’ (2019) y rompe todos los tópicos del género, disfraces chillones y ceñidos incluidos, para hacer del cine de superhéroes la mejor versión de sí mismo, y hacer de él eso, cine.

Este cineasta es ya motivo suficiente para visualizar cualquiera de sus trabajos, ya que todos mezclan esas características que lo hacen tan suyo, tan único. Un guion muy trabajado, ya no solo en lo qué quiere contar, sino en cómo lo quiere contar. Es un auténtico genio del guion, cosiendo las palabras para manipularlas, manejarlas, enladrillarlas en un dialogo preciso y sensato. El riesgo que toma cuando se lanza a elaborar unas historias que mezclan realidad, fantasía, imaginación y terror a partes iguales no tiene parangón, y que encuentra uno de los mayores referentes en ‘La joven del agua’ (2006). Pocos autores son capaces de embarcarse en forjar estas narraciones tan propias, huyendo de estereotipos que sirvan para sentir al público cómodo. No, M. Night Shyamalan busca desafiarnos, busca ponernos entre la fantasía y la realidad y tener que elegir, o quizás no, pero cuestionarnos a nosotros mismos y aquello en lo que creemos. Y si a eso le sumamos una dirección que exprime hasta la perfección todas las posibilidades de planos y trucos de cámara, reflejando viñetas de cómic mejor que nadie, tenemos una obra maestra del cine, que este cineasta indio-americano es capaz de desarrollar en todos sus filmes, dejando claro cuál es la marca de la casa.

Pero hasta el mejor director y guionista necesita a los mejores actores para contar su historia. Shyamalan lo sabe, y no en vano recurre a los mejores MVP de la interpretación, a tres ‘bestias’ de esto de estar delante de la cámara que hacen que ‘Cristal’ sea ya una cita ineludible para cualquier aficionado a las salas de cine, da igual el grado de afición. Para empezar tenemos a un veterano de la interpretación (y en esto del cristal, o de las junglas del mismo al menos) como es Bruce Willis. Inolvidables son otros trabajos previos en común de este monstruo de la actuación con el también monstruo pero de la dirección, pues nadie puede olvidar cintas como ‘El sexto sentido’ (1999) y ‘El protegido’ (2000). Parece que el director de origen indio es capaz de sacar lo mejor de Willis (si es que este tiene una versión mala, que no se la hemos visto ni en sus cameos en series como ‘Friends’) y sacarle toda su esencia. Sus miradas, sus gestos faciales por pequeños que sean, construyen un personaje que no requiere palabras para comunicarse y conmover, en un papel tan redondo como solo Willis puede hacer.

Acompañando al siempre duro Bruce, tenemos a una joven promesa-ya-cumplida como James McAvoy. Este escocés demuestra con cada papel que realiza que la escuela británica de teatro y cine siempre estará leguas por delante de cualquier otra, y que sus referentes, por jóvenes que sean, siempre serán estrellas de las tablas. A McAvoy le hemos visto en los papeles más sencillos como en ‘Las crónicas de Narnia: el león, la bruja y el armario’ (2005) interpretando a Tumnus el fauno, a los más exigentes como ‘Filth (2014)’ en la piel del vicioso policía Bruce Robertson. No es nuevo tampoco en esto de los superhéroes, pues es el honrando pero también desafiado actor en dar nuevo rostro a Charles Xavier sustituyendo a Patrick Stewart, que tan alto dejó el pabellón. Pero a McAvoy le alimentan los desafíos, y cuantos más duros, mejor. Nadie salvo él podría haber representado hasta a 24 personajes diferentes que, en su conjunto, componen ‘La Horda’ en ‘Múltiple’. Ahora vuelve al papel del atormentado Kevin, Patricia y ‘La bestia’ entre otros para aterrorizar al espectador ya no con lo siniestro de su personaje, que lo es, sino con la potencia de su interpretación, pasando de representar a un niño de 9 años a un macarra en una fracción de segundo, y de una mujer dominante a un maníaco de la limpieza en menos tiempo aún. Resulta sobrecogedora la capacidad camaleónica de McAvoy. Ese sí que es un súper poder.

Y para finalizar y darle un nombre a la cinta tenemos, para finalizar un trío de primeras figuras de la actuación, a Samuel Leroy Jackson. Quizás el más experto en el cine de superhéroes pero que siempre había representado papeles secundarios, aunque llenos de la potencia presencial que solo Jackson puede aportar. Desde las míticas ‘Pulp Fiction’ (1993) a ‘Los odiosos ocho’ (2015) o ‘El protegido’ le hemos visto hacer de todo y clavarlo con todo. Es ese tipo de profesional de la interpretación que sabe amoldarse al personaje, sí, pero que tiene el preciado don de amoldar el personaje a sí mismo. Ese privilegio pocos actores lo tienen. Samuel L. Jackson tiene a sus espaldas una extensísima filmografía, lo que da una pista del origen de su calidad interpretativa. Pero en el papel de Don Cristal saca lo mejor que tiene para poner los pelos de punta con el control absoluto de su personaje, desde micro gestos potentemente comunicativos a férreos discursos de trascendental energía. Una interpretación que bien merece un reconocimiento de la Academia.

¿Qué más se puede decir de una cinta perfecta en su planteamiento y ejecución? ¿De una cinta con recursos de planos únicos y fieles a los cómics más que nada producido por Marvel? ¿Un film con un reparto de verdaderas e innegables estrellas de otro nivel? Pues que si Shyamalan ya era famoso por los giros de su guion y los finales sorpresa capaces de volar la mente del espectador más visionario, con ‘Cristal’ (2019) este espectador con aires de superior sapiencia puede prepararse para múltiples giros de guion, todos coherentes y a cual más sorprendente, y que, lejos de lo esperable, dejan un grato sabor de boca. Empezamos el año con una cinta para la posteridad.

    DEJANOS TU COMENTARIO

    Loading Facebook Comments ...

    1 Comment

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    Loading Disqus Comments ...