Crítica Avengers: Endgame «Una despedida a la altura de su épica»

Ya está, el momento más esperado y a la vez evitado ha llegado. Marvel Studios echa el cierre a 10 años, 22 cintas, del universo Vengadores. Han sido muchas horas de metraje que, sin duda, supondrán la saga de la pre-adolescencia para una generación (sólo había que ver las salas de cine el día del estreno de esta y otras tantas cintas de la saga), del mismo modo que ‘El Señor de los Anillos’ y ‘El Hobbit’ lo fue para una, y ‘Stars Wars’ lo fue para otra. Muchos buenos recuerdos ligados a un multiverso construido de una forma absolutamente novedosa en el cine, conectado a la perfección y entrelazado sin fisuras ni errores. Sin dudas, un hito en la historia del cine y un nuevo y altísimo listón para el cine de superhéroes. Por supuesto que las aventuras de capas y poderes no acabarán aquí, ya que Disney no va a matar a una gallina de huevos de oro mientras los siga poniendo –y hablando un poco de todo, a veces no la mata ni aunque deje de ponerlos o los ponga de cobre, como la mencionada saga espacial-, pero está claro que tendrá que superarse a sí mismo, y esto no será fácil.

‘Avengers: Endgame’ (2019) es la guinda a un pastel que ha tenido sus altos y bajos, pero que ha dejado un regusto dulce y un apetito por más. Este filme está dirigido por los hermanos hermanos Anthony y Joe Russo, que se han encargado de las aventuras del ‘soldado de américa’ tras su debut y de la precuela de la cinta, ‘Avengers: Infinity War’ (2018), y respaldado por un guion de Christopher Markus y Stephen McFeely, que han estado al frente de la historia cinematográfica del Capitán América y también de la precuela de esta cinta de final de saga. Realmente, una garantía de éxito. A sus órdenes un elenco de actores por todos conocido y amplio más allá de lo mencionable, ya que reunía a todo el reparto de 21 cintas, con todos los superhéroes habidos y por haber y todos los personajes secundarios que les acompañan.

Esta cinta es, como poco, compleja. Su ritmo no se corresponde al de otras películas, y tras una explosiva escena de acción inicial, el espectador o espectadora no sabe cómo responder a lo que ve, o a lo que va a ver. Si a eso sumamos unas reglas del viaje en el tiempo que rompen con todo lo que ‘Doc’ Brown y Marty McFly entre otros nos han enseñado –y que en el propio filme se encargan de señalar- el resultado puede ser confuso en numerosas ocasiones. Además, la participación de nuevos personajes, como Capitana Marvel, es mucho más puntual de lo que su propia cinta de orígenes y su conexión con el multiverso cinematográfico de Marvel daba a entender; y la trama queda abierta dejando grandes incógnitas o cabos sueltos que aún es pronto para ver como errores o como actos premeditados. Una cinta cuyos únicos fallos, que no lo son realmente, son más estructurales que reales, es que pocos fallos se le pueden encontrar.

Por otro lado, toca hablar de los aspectos más destacablemente buenos de la cinta. No es posible hacer mención a la interpretación de todos y cada uno de los actores involucrados, si bien destacan cuatro por el cambio de personalidad de sus personajes: Scarlett Johansson, Robert Downey Jr., Chris Hemsworth y Karen Gillan. La Viuda Negra de Johansson es mucho más humana y emocional en esta cinta, perdiendo su máscara de invulnerabilidad, lo que le da profundidad y empatía al personaje. Downey tiene por delante la difícil tarea de hacer un Iron Man/Tony Stark mucho más pluriemocional que lo visto hasta ahora, con abundantes momentos emocionantes de lágrima suelta a la vez que la determinación férrea del héroe por cumplir su misión salvadora. Gillan encarna no a una, sino a dos Nébulas, la del pasado y la del presente, la villana y la aliada, y en ambas clava el papel a la perfección. Por último, ¿qué decir de un Hemsworth encarnando a un Thor bajo de forma y de ánimo que juega al Fortnite? No es solo el aspecto novedoso, sino la más divertida imagen del personaje que ya comenzamos a ver en ‘Thor: Ragnarok’ (2017), muy agradecida aunque chocante por estar demasiado alejada de las primeras representaciones del dios vikingo.

La cinta es una despedida, y eso se percibe hasta en los créditos. Por ello, está cargada de momentos emotivos en los que algunos espectadores verán salírsele lagrimitas y ver a ciertos personajes como nunca antes. Se desprende esa sensación a crear vínculos emotivos entre la película y el espectador o espectadora, de convertirse en una saga que se despide por todo lo alto para dejar el mejor recuerdo posible en la memoria a largo plazo. A eso también contribuye otro de los grandes ingredientes del filme: la épica. No solo estamos ante momentos heroicos de gran batalla final contra el villano definitivo –con momentos sorprendentes sobre quién es digno-, sino que la fotografía y la música que la acompañan impregnan cada fotograma de esa sensación de absoluta y total épica que pocos largometrajes logran alcanzar. El fruto de un cuidado trabajo que va más allá de efectos especiales, y que busca una elegancia pulcra que es bien recibida. Este detallismo también llega con el sabor a feminismo de la cinta, en la que el guerrero más poderoso es, de hecho, una guerrera, una súper heroína, de grandes poderes y determinante presencia. Y, por si esto no quedara suficientemente claro, una secuencia cargada de épica de la gran batalla final reúne a todo el amplio elenco femenino de súper heroínas y aliadas varias (salvo una) que se unen bajo la tajante declaración: ‘no está sola’, dejando sin ninguna duda un positivo mensaje de empoderamiento femenino a las espectadoras.

22 largometrajes a lo largo de una década que se ha quedado corta, que ha pasado demasiado rápida, pero que como todo lo bueno, debe acabar algún día. Y si ese día debía llegar, que sea con una despedida a la altura. Una despedida por todo lo alto. Vengadores: misión conseguida.

    DEJANOS TU COMENTARIO

    Loading Facebook Comments ...

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    Loading Disqus Comments ...