Bejo x Fanso, caramelos y cebollas para todos en Sala Fanatic

Fotografías por Mario López y Marta Espinosa

Que artistas como Bejo y el colectivo Fanso incluyeran la capital andaluza en su gira me resultó chocante a la vez que afortunado. Ya cuando caí que el sevillano Juan RÍOS es uno de los productores (junto a Made in M) detrás de los enigmáticos y arrastrados ritmos de Fanso, la cita resultaba obvia. Para los impacientes: cumplieron (y con creces).

Tras la apertura de puertas, dentro nos esperaba una breve sesión por cortesía de los talentosos Made in M y Juan RÍOS. Estaban ahí arriba a las “máquinas”, casi a oscuras, porque lo importante era la música. Música acompañada por una iluminación y efecto humo que en ocasiones me transportaba a esa colorida portada de Acid House. Con la aparición de Cráneo y Lasser a los micros y Bluekid  a la música quedó constancia de la elegancia del colectivo. Rapeos lentos, instrumentales que podrían funcionar como terapia de relajación (en serio, hagan la prueba) y sin embargo un directo que funciona a la perfección. A mi alrededor un pequeño grupo de chavales no podía evitar bailar, espasmos a ritmo lo-fi, they got it.

Por su parte, Bejo sabe ejercer la elegancia desde el histrionismo de sus frases y vestimenta. Da la impresión de no tomarse demasiado en serio, pero a poco que escuchas su trabajo es fácil constatar la delicadeza y creatividad con la que está tratado. Tanto en el colectivo madrileño como en el artista canario, la imagen no es un complemento más, aportando vídeos o shortfilms (Fanso llegó a estrenar Acid House en cines) de tal calidad que ya querrían algunas megaproducciones. Aspecto que aprovecharon pues no dudaron en tirar de proyector, pese a la limitación de espacio para la pantalla. No faltó tampoco una coreografía de los madrileños, así como el espectáculo que Bejo ofreció con su cesta (la misma que aparece en “La colada”). Fue como si el lobo de caperucita fuese más bromista que aterrador y le hubiese robado la cesta. No dejó de lanzar caramelos, cebollas e incluso mangos.

No olvidemos quien acompaña al canario en la gira: DJ Pimp, cuya habilidad casi inimaginable a los platos sigue sorprendiendo. Como el rapero dijo entre tema y tema: “vosotros desde ahí no lo veis, pero está apretando botones de colores como un loco”. Como locos dejó a un público numeroso y claramente conocedor de sus letras. La cosa se desmadró cuando para el mítico “Mucho”, Bejo bajó del escenario. Desmadre y buen hacer sirven como perfecto resumen de lo que deparó la noche del 19 de noviembre. Hubo caramelos para todos.

DEJANOS TU COMENTARIO

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading Disqus Comments ...