Atomic Vulture detona en la Sala Holländer

Fotografías José Carvajal

El pasado lunes 5 de septiembre, la banda belga de stoner instrumental Atomic Vulture decidió visitar Sevilla y dar una buena lección de contundencia sonora en la Sala Holländer, para abrir la nueva temporada de conciertos en la sala. Pascal, Jelle y Jens querían dar comienzo a la noche presentando su álbum debut, Into Orbit, tras la despedida de un cantante al que decidieron no sustituir en 2011 y el lanzamiento de un EP con tres canciones allá por 2012, que recuperan en este último trabajo de 2014. De sonido denso y seco como el símbolo del desierto que se suele asociar a este género musical, y que recuerda a otras bandas como Red Scalp, Riff Fist o Wet Cactus invitó al público al headbanging prácticamente desde el principio, con algún que otro asistente que, motivado, se dejaba llevar por el ritmo de las canciones siguiéndolas en clave de air-drumming. Al terminar cada canción, el público de deshacía en ovaciones y alabanzas que la formación recibió de manera muy agradecida.

Lo que resultó más extraño fue la forma de continuar el espectáculo, si bien presentaron Into Orbit al completo, el fin del evento resultó bastante abrupto. Parcos en palabras -Pascal se disculpó por no saber hablar demasiado español al principio del concierto-, no llegaron a indicar que estaba próximo a terminar, y esto causó la incredulidad y sorpresa de alguno de los asistentes (que increpó a la banda tras llamarles a salir al escenario de nuevo durante un buen rato) e incluso del propio técnico de la sala, que confirmó el término de la actuación tras hablar con su batería, Jens. Con todo y con ello, el respetable recibió una buena dosis de stoner, intenso, con líneas de bajo muy potentes, seguidas de riffs de guitarra con una de esas maravillosas afinaciones graves abiertas y ritmos de batería que recordaban en ciertos momentos al estilo de tocar en el math rock, como los de Nathan Camarena (CHON), o Chris Collis (TTNG). La canción a destacar por su representación en directo y demostración de cómo los tres miembros de la banda se complementan al milímetro es “Tequila”, sin duda alguna. No dejéis pasar la oportunidad de escuchar su música, disponible en los portales Bandcamp y YouTube, porque no os defraudarán lo más mínimo si buscáis intensidad, ritmos pesados y un sonido muy compacto. No apto para los oídos más sensibles.

DEJANOS TU COMENTARIO

Loading Facebook Comments ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading Disqus Comments ...