Amy Lee “Aftermath” – El precio de la guerra –

Aftermath es el primer trabajo como solista de la cantante y compositora estadounidense Amy Lee, el cual vio la luz en octubre de 2014. A algunos puede que os suene el nombre y es que Lee es la co-fundadora y líder de la banda de rock Evanescence, con la que saltó a la fama allá por el 2003 con su álbum debut Fallen. Con la banda ha grabado tres álbumes oficiales y con más de 25 millones de copias vendidas y dos premios Grammy, es considerada una de las bandas más exitosas de la pasada década. El álbum ha sido producido y compuesto enteramente por Amy Lee y cuenta con varias colaboraciones.

Actualmente, la banda se encuentra en hiato tras la publicación de su tercer cd homónimo en 2011 y luego de un proceso judicial con su discográfica, tanto ella como el grupo estadounidense se consideran artistas independientes. Aun así, Aftermath no representa la primera incursión en solitario de Lee, que a lo largo de los años ha colaborado con diversas figuras de la industria musical. En 2008 colaboró con Danny Elfman realizando un cover de “Sally’s Song” para la reedición de la banda sonora de Pesadilla Antes de Navidad y su voz también puede escucharse en duetos con la banda Seether en 2004 o con la mítica Korn en 2007.

Pero quizás lo que más llama la atención de este trabajo es que representa una completa rotura con su pasado. Empezando porque Aftermath es la banda sonora de la película War Story, un film independiente dirigido por Mark Jackson y protagonizada por Ben Kingsley y Catherine Keener. En este trabajo no escucharemos el sonido rock pesado al que nos tiene acostumbrados; ante todo es un disco más maduro y procesado, que contiene piezas utilizadas en la película además de outtakes inspirados en ella.

Aun así, fans de la banda pueden encontrar en este LP –que ha sido compuesto en colaboración con el cellista Dave Eggar– aquella magia que los cautivó en el pasado, puesto que la voz de Lee sigue estando presente, aunque no en todas las piezas del disco. Es un disco distinto, experimental y definitivamente el trabajo más “underground” que la cantante originaria de Arkansas ha producido hasta el momento. En Aftermath se juega con fusiones de sonidos, se puede escuchar desde melodías atmosféricas con un cello y un piano predominante que conduce la escucha  te arropa a lo largo de los minutos. War Story es una película introspectiva, sin mucho diálogo y devastadora en contenido y sensación. La sensación que transmite Lee a través de la música es de aislamiento y perdición. El título del disco hace mención al resultado de una experiencia dramática que el personaje de Keener ha experimentado. Un trauma que soporta la protagonista debido a lo que ha vivido durante la guerra. Es por ello que a lo largo de cada canción se busca transmitir un amplio rango de emociones con la meta de instalarnos bajo la piel de estos personajes, que no son más que seres humanos en busca de un refugio seguro.

Las influencias musicales de Lee quedan patentes en la forma de producir y en el arreglo de cada pieza. En el disco puede notarse el sello de artistas como Bjork o Portishead. La electrónica compone gran parte del álbum y la fusión de sonidos étnicos y clásicos caracteriza el proyecto.

La canción que hace las veces de tema pricipal es “Lockdown”, siendo la más parecida a su etapa con Evanescence. Una estructura lineal de verso y coro más un estribillo potente a nivel vocal que deja ver el por qué Lee se convirtió en cantante de masas. Pero “Dark Water” es realmente la joya de Aftermath. Una colaboración con la cantante marroquí Malika Zarra y grabada en árabe. En ella es donde queda patente la madurez musical de la que fuera líder de Evanescence, la canción completa ha sido construida por Lee –que hace los coros- desde cero y mezclada tras grabar la voz de Zarra. Comienza con una base de sintetizador a la que sigue una percusión influenciada en la música de oriente medio. La canción es una unión entre la electrónica y el folclore árabe con instrumentos de cuerda que predominan sobre el resto.

Otra de las sorpresas del disco es lugar a dudas “Push the button” que sirve como intro del álbum. Una pieza electrónica con reminiscencias de un toque pop creada para una escena erótica del film de Johnson. Unas letras que hablan sobre satisfacer el hambre desde la perspectiva de un cazador  y en torno a una melodía sexy aunque extraña al mismo tiempo. Un sonido que como poco deja volar la imaginación.

Para terminar del resto del disco –en su mayoría instrumental- destacaría “Voice in my head”, una canción con el piano como protagonista, que transmite lo épico de este instrumento de forma intensa y con una cadencia precisa. “After” finaliza el LP, una pieza que ambienta y encaja en un momento trascendental para la película, es un cierre crudo. El cello transporta una melodía lúgubre y taciturna, Eggar hace uso de este instrumento de forma magistral.

Como primer trabajo en solitario Amy Lee defrauda a pocos, y es que aunque se trate de una banda sonora, recuerda a quien lo escucha todas esas razones por las que sorprendió hace ya más de una década. Lo que más caracteriza a esta joven cantante es la capacidad de reinventarse y jugar con nuevas formas de hacer música, y eso siempre es bienvenido.

Si aún sigues sin saber de qué trata el disco, aquí va un adelanto. Aftermath es para pequeñas reuniones, útil para escuchar como ambientación. En él, se habla de las secuelas que deja la guerra, de las huellas que calan hondo y se quedan impresas, de experiencias que nos acompañan durante el camino.

    DEJANOS TU COMENTARIO

    Loading Facebook Comments ...

    11 Comments

    • Zofrito Malacara dice:

      Amy Lee ha vuelto a demostrar su destreza para expresar sentimientos más allá de sus letras, componiendo y rodeandose de buenos músicos. No existirá mejor banda sonora puesto que la música de por si, ya ofrece escenas. ¡Gran trabajo!

    • Luis de la Puente dice:

      Muy buen disco, con tintes electrónicos y si se me permite, tintes Techno de los años 80. Ritmos muy marcados como los utilizados para la película Blade. Se nota perfectamente la influencia de Bjork y Portshead. Muy buena síntesis del primer trabajo en solitario de esta artistaza. Ha hecho un trabajo excelente en relación con la temática de la película. Felicidades Mike.

    • Sergio Aguilar dice:

      Me encanta la idea de ver como la líder de un grupo tan TOP como Evanescence crea su propio álbum y más para colaborar con una película independiente. Desliga con lo que es un proyecto de por vida y éxito (Evanescense) para tomar un riesgo. Ojalá pudiésemos ver en más artistas lo que serían capaces de hacer sin tener detrás a esos grandes gigantes discográficos. LIKE.

    • Javi dice:

      ¡Qué grande es Amy!

    • Antonio Vargas Martín dice:

      Gran apuesta este nuevo álbum. Innovando con nuevas técnicas que hacen, como dice Miguel, que este disco sea diferente a lo que hayamos oído antes. Aún así, en mi opinión esa «esencia» que tiene Amy Lee nunca deja de desaparecer, cosa que se agradece. Enhorabuena!

    • Dalven dice:

      A mi Amy me cae un poco mal porque es muy cristiana, pero quitando eso su música siempre me ha gustado y no tenía ni idea de su bronca legal con la discográfica. La canción principal es estupenda y tras la descripción no he podido resistirme a buscar la canción en árabe -me encantan ese tipo de temas- y me ha parecido una pasada. Maravilloso.

    • Óscar dice:

      ¡Gran artículo! Me gusta la forma en que nos describes éste Proyecto de Amy y como haces que nos detengamos en detalles que nos pasaban desapercibidos en un principio al escuchar el disco. ¡Enhorabuena!

    • Joder, le tenía perdida la pista a esta mujer desde la canción de Sally!

      Artículo fresquísimo donde los haya, pero quisiese saber, en palabras de la propia artista, qué siente al hacer este álbum. Lo veo un poco carente de alma en lo poco que he escuchado, es como si estuviese enfocado en algo que no fuese ella.

      • Mike Romer dice:

        Gracias por tu comentario Michael. Pues te informo, desde 2008 que realizó el cover de Sally, estuvo un poco alejada de la escena musical hasta 2011 que realizó otra colaboración, pero esta vez para Muppets Revisited. Ella se encargó de versionar «Halfway down the stairs», agregándole efectos electrónicos, elemento recurrente en muchos de sus trabajos.

        Luego, en 2011, como comento en el post brevemente, grabó el tercer álbum homónimo de Evanescence, con un sonido un poco más hard-rock aunque quizás algo más cohesionado, ya que fue compuesto por la banda al completo. Normalmente Amy Lee ha compuesto todo siempre con un compañero, Ben Moody o Terry Balsamo por ejemplo.

        Con Aftermath, ella reúne todo el material compuesto para la película War Story, así que es algo así como un álbum de banda sonora. Ahí se concentra todo el trabajo, presente o no, realizado para la película. En el álbum no sólo trabaja como cantante o pianista, sino como productora y mezcla muchos de los temas, como el mencionado en el post, «Dark Water», el que está compuesto en torno a la voz previamente grabada.
        Así que el enfoque está en la película, en las emociones que el director Mark Johnson quería transmitir. Ella intenta transmitir una atmósfera de emociones. Ha comentado que lo que más le ha gustado es la libertad de la que ha disfrutado para componer, sin una discográfica detrás que le exigiera un hit o una balada potente específica.

        Espero haber respondido a tus dudas y gracias por tu comentario

    • Miss Munsters dice:

      Como amante de toda música metal tengo que decir que siempre he odiado el grupo Evanescence, por lo comercial de su música. Para ser más exagerada aun los detestaba,me irritaba escuchar aunque solo fuera las primeras notas de alguna de sus canciones.
      Pero sin embargo Amy Lee en solitario es fantástica, tiene una personalidad propia y se refleja en su música. La canción ‘Broken’ que hizo junto a Seether se a convertido en una de mis canciones favoritas.
      No sabía la existencia de este disco, esta muy interesante y para mi creo que no tiene nada ver con sus anteriores trabajos. Nuevamente gracias por sorprendernos con cositas fresca y de calidad.

    • Christian dice:

      Artículo directo y conciso en sus primeras líneas, que aporta la idea principal, que todo melómano quisiera leer para engancharse a sus siguientes párrafos. Bien estructurado, y de forma muy descriptiva y detallada, nos hace trasladarnos a la esencia de la artista en cuestión sin falta de escuchar su música… cuyos enlaces están sólo para complementar el artículo que invita a escucharlo de forma atrayente una vez finalizada la lectura del artículo, que a medida que avanzas en su contenido te sumerge sin más dilación en la imaginación de los acordes del artista haciéndote una idea de lo que ofrece en su nuevo trabajo sin previamente haberlo escuchado; para, posteriormente disfrutar y deleitarse de la melodía, si así puede calificarse. Artículo que en esencia despierta el interés intrínseco por la artista. Mis más sinceras felitizaciones al redactor!!!

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    Loading Disqus Comments ...