Alma de blues, noche de Rock

Gritando en Silencio - Sala X - 19 de febrero de 2017 - 407

Fotografías por Javi Sierra

Las noches encabezadas por Gritando en Silencio siempre presagian el plan perfecto. Han pasado dos años desde que comenzaran la gira de la Edad de Mierda en el 2015 y ahora comienzan el fin de gira de este disco que tantos buenos ratos les ha dado. Los hemos podido ver en varias ocasiones en su ciudad natal, así como recorriendo todo el territorio español y festivales, donde siempre consiguen hacer que todo el que se acerca, quede sin voz y con la sensación de ese ‘quiero más’.

Por eso, no es la primera vez que nos vemos las caras, y os aseguramos que no será la última.

Si sus noches suelen venir acompañadas de teloneros, suelen ser artistas de calidad, bien escogidos y que saben de verdad caldear la sala para preparar al público. Saben elegir, y esta vez venían con los chicos de Whisky Caravan. Este grupo, desde que se formase en 2010 no ha dejado de cosechar éxitos con dos discos: Donde ella duerme y Lo que nunca encontraré, este último el que vinieron a presentarnos.

_MG_5198

Las ganas que teníamos de escuchar sus temas no solo cumplieron las expectativas, sino que las superaron. Temas como “Agujas a un reloj” o “No estás muerta” nos pusieron los vellos de punta y nos trasportaron a los paraísos oscuros que nos prometen sus canciones. Es una forma de viajar a través de los sentimientos, de sublimar nuestras pasiones a través de la música. Por eso, todos necesitamos escuchar canciones que te duelan para que la vida lo haga un poco menos, como ocurre con “Aquí y ahora” o con “A salvo en el dolor”. Estamos seguros de que quien estuvo allí, ya fuera por ellos o por puro rebote, repetirán con ganas.

La espera no se hizo larga, pero ya había ganas de darles una calurosa noche despedida a los Gritando en Silencio y no se hicieron de rogar. Empezó a sonar “Estaré en el bar”, aunque algo no fue bien durante los primeros temas. Aguantaron así tres canciones mientras que los técnicos intentaban solucionarlo. Y es que había que darlo todo porque como ellos mismos dijeron, “han venido a vernos, hay que hacerlo bien”.

Gritando en Silencio - Sala X - 18 de febrero de 2017 - 031

La capacidad de sorprenderse es algo que afortunadamente todavía no han perdido Marcos Molina (guitarra, voz y letras), Miguel Ángel Santos (guitarra y coros), Alberto Curtido (bajo y coros) y Jorge Correa (batería). Aquella noche alucinaron no solo con una sala donde no cabía un suspiro, sino también cuando se enteraron de que en la primera fila había gente que venía desde Canarias para verles. No es para menos, son unos cuantos kilómetros para ver a tus ídolos.

Y después de este pequeño incidente técnico (las cosas del directo) todo fue como la seda y siguieron metiendo leña en el fuego con “Alma de blues”. La gente estaba dispuesta a dejarse llevar, a arañarse la piel, a dejarse ver tal y como era, a romperse la garganta gritando una vez más “Mírame desnudo”.

Gritando en Silencio - Sala X - 18 de febrero de 2017 - 045

Escuchamos “A la luz de una sonrisa” y “Entre tus piernas” para ponerse tiernos y ya de ahí solo hubo más y más. Tiempo de reivindicación con “A las armas”, “Actitud” y la explosión final con el “Rock ‘n’ Roll de Barrabás”. Pocos temas se echaron de menos aquella noche en la que disfrutamos de un setlist amplísimo y exquisito para el gusto de todos.

Aunque lo que realmente nos gusta son ellos, por eso no podemos dejar de desear que vuelvan pronto a las tablas sevillana. Su ciudad siempre estará esperando para volver a recibirles y esperamos que con nuevo disco bajo el brazo.

DEJANOS TU COMENTARIO

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading Disqus Comments ...