091 – Fuego lento para otros como yo

Letras: Yokin Rotten

Fotografías: Le Petit Patté

Casi medio año después de llenar, dos noches seguidas, la Sala Custom con su ‘maniobra de resurrección’, volvían 091 a Sevilla para hacer lo que la lluvia les impidió el pasado mes de octubre en el Festival Interestelar, despedirse de sus fieles sevillanos.

Un único concierto esta vez, de nuevo en la Custom, aunque sin agotar las entradas tan rápido como hicieran allá por abril. ‘Maniobra final’ era el lema de este final de gira.

Todos los viejovenes de Sevilla fuimos al concierto, así que la sala volvió a llenarse. No era para menos, casi veinte años han tardado en volver a los escenarios. Puede que fuera la última oportunidad de escucharlos en directo.

Noche lluviosa, ya dentro echamos un vistazo a la sala. Nos reconforta constatar que la media de edad del respetable nos queda por arriba (ya no pasa todos los días). Pedimos algo de beber en la barra con tiempo suficiente para llegar a primera fila. El hilo musical previo al concierto suena a premio Nobel de literatura, y a Wilco.

Cambian las luces y comienza a sonar la banda sonora de ‘Érase una vez en América’, es la señal para que José Ignacio Lapido, Tacho González, José Antonio García, Jacinto Ríos y Víctor Lapido salgan a escena. Aparecen, todos vestidos de negro, los protagonistas de esta película y comienzan a tocar ‘Palo cortao’, como es de ley. Un público al que tenían ganado sin siquiera el “hola”, al sonar la armónica ya está en éxtasis. Acto seguido ‘Qué fue del Siglo XX’, uno de sus temas más famosos. Explosión de mitomanía y melancolía a partes iguales. Puto Pop Art!.

Su sonido en directo ya lo quisieran muchas bandas en activo. Quizás un poco menos limpio que al principio de la gira y con algún indicio de cansancio en la voz. Pero los granadinos son una maquinaria muy bien engrasada. Jose Antonio García, a pesar de ese nombre, puede permitirse llevar gafas de sol en interiores, sin parecer imbécil, porque es una jodida estrella de rock. Y 091 son, sin duda, una de las mejores bandas de rock español que haya habido nunca. Un rocanrol de tres acordes (nunca más). Sus letras, de amor y desencanto, están plagadas de referencias a la cultura popular universal, de ‘yeahs’, de ‘hey’, de ‘nena’.

Los ‘cero’ volvieron a hacernos disfrutar con su repertorio más mítico. Algunas, así de memoria y desordenadas… ‘La calle del viento’, ‘Nada es real’, ‘En el laberinto’, ‘Nubes con forma de pistola’, ‘Tormentas imaginarias’, ‘Esta noche’, ‘El lado oscuro de las cosas’, ‘Huellas’, ‘Un cielo color vino’… y muchas más, en las dos horas y media largas que duró el concierto.

No faltó, tampoco, ‘Otros como yo’, personalmente es de mis favoritas, y bien valdría para resumir esa conexión tan especial del grupo con sus seguidores. Y es que 091 son uno de esos grupos de culto con los que no hay término medio. O no sabe usted de lo qué le hablo, o lo sabe  mejor que yo.

Ya en los bises tocaron la bonita versión acústica de ‘La canción del espantapájaros’, que ha sido una de las novedades en esta gira de reencuentro. También ‘Venus’, canción inédita aunque compuesta en los noventa, que ellos presentaron como nueva. No sabemos si esto abre la puerta a un posible nuevo disco original. Parece difícil, pero en esta gira han demostrado que siguen en forma y mantienen la química.

Casi al final ‘La vida que mala es’, con la que habían cerrado su anterior concierto en Sevilla, pero que esta vez fue la penúltima. Para terminar nos reservaban una apoteósica ‘Fuego en mi oficina’. Espectacular fin de fiesta con un público lleno de oficinistas entregados a la causa de ese viernes noche lluvioso.

Mucho cero!!!

DEJANOS TU COMENTARIO

Loading Facebook Comments ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading Disqus Comments ...